El Festival de Viña del Mar en Chile es uno de los eventos musicales con mayor prestigio en el mundo. No solo tiene una gran reputación por el exigente público - al que apodan popularmente como “El Monstruo” -  sino que también es el escenario en el que todo cantante sueña con cantar.

Y en la edición 56 de este festival, Luis Fonsi fue el protagonista de uno de los momentos más emotivos no solo de este año sino de la historia reciente.

Con cerca de 18 mil asistentes en vivo, además de la amplia audiencia mundial por televisión, Luis decidió obsequiar una de sus guitarras Epiphone Masterbilt, con la que está constantemente de gira. Y fue Maria  Soledad, una sorprendida fanática de 11 años que no podía creer que su ídolo le obsequiaba la misma guitarra con la que minutos antes había cantado algunos de sus éxitos.

Una vez concluido el show, el público fue el jurado encargado de decidir que Luis recibía los prestigiosos premios de la Gaviota de Plata y el premio máximo: la gaviota de oro.
Ya en los camerinos Luis Fonsi posó con Soledad y su familia para un recuerdo imborrable para ella y el cantautor puertorriqueño.

Tal como lo describió en su cuenta oficial de Instagram y Twitter.

“Deje mi corazón y hasta mi guitarra anoche en Viña. Que la disfruten tanto como yo…”’