Durante varias semanas el cantautor y actor dominicano demostró su versatilidad como artista y obtuvo el primer lugar del nuevo show de Telemundo Buscando Mi Ritmo. Luego del triunfo, José Guillermo nos cuenta de esta reciente experiencia desde los estudios de Telemundo en Miami.

¿Cómo han sido estos días luego del show?
La verdad no hemos parado. Aunque el show terminó sigo trabajando porque tengo otros proyectos que no dan espera. Fueron varias semanas muy intensas, estuvimos en jornadas muy largas en el estudio grabando no solo el show sino también en todo el proceso de preparar las canciones y episodio de cada semana. Fue interesante, un reto increíble y hoy veo el resultado porque aprendí demasiado en un periodo de tiempo tan corto.

¿Cuál fue el mayor reto musical durante las grabaciones de Buscando Mi Ritmo?
Cada semana traía un reto diferente. Tuvimos que trabajar en versiones de canciones de artistas muy variados, de diferentes géneros y esto nos presentó un reto muy interesante. Por fortuna logramos una química increíble con Bachaco, la banda que me acompaño a lo largo de la competencia. Esto fue determinante porque al no cambiar de banda logramos una conexión muy especial que se reflejó en cada presentación. Con la canción de Kany García logramos un arreglo muy divertido, que les gusto a todos y que fue uno de los favoritos del público.

¿Y el más difícil?
Curiosamente fue el de La Ley. Primero soy un gran fan y seguidor de su música, incluso en alguna ocasión los entreviste para Mango TV en República Dominicana. Ellos se acordaron de esa entrevista y la sesión empezó con buena onda. Pero la versión que les presentamos no tuvo el impacto que queríamos. Fue difícil y en parte porque su música es muy personal, tiene un estilo muy original y mientras nosotros trabajamos en dos versiones terminamos alejándonos del estilo. No queríamos hacer un cover y lo que hicimos fue una versión muy diferente. Pero luego cambiamos y esto es lo interesante del show. Es un reto creativo de verdad, tienes que trabajar en los arreglos, la interpretación, la presentación con la banda y finalmente una puesta en escena impecable que logre fuerza no solo en los jueces sino que se transmita al público que nos seguía por televisión.

¿Y en el caso de la canción de Diana Reyes?
La canción fue “Ajustando Cuentas”, un dúo que hizo con Jenni Rivera. Yo vengo de un estilo de música diferente al de Diana, más cerca del rock, de la bachata, del jazz. Diana es una gran persona y para nuestra sorpresa logramos una versión increíble, fue un momento muy especial durante el show y además logramos compartir con una excelente persona como lo es Diana.

También trabajaron una canción de Elvis Crespo…
Hicimos “Suavemente”, uno de sus primeros éxitos y una canción muy conocida. Logramos hacer una versión en reggae muy interesante, con toques de ska, logramos el apoyo del público y tuvimos una puntuación perfecta. Y con este tipo de retos creativos, no tengo miedo a probar cosas nuevas y en Buscando Mi Ritmo logramos un espacio perfecto para experimentar y conocer nuevos ritmos en un nivel muy profesional. Otro elemento interesante es la respuesta inmediata del público a través de las redes sociales en cada episodio nos daba una idea en tiempo real de tu presentación.

¿Cuál fue tu instrumento favorito durante la grabación de Buscando Mi Ritmo?
Una acústica Epiphone Masterbilt, que no la solté. Un gran sonido, limpio, claro y que se convirtió en una gran compañera durante el show. Cuando entré al set me fijé en una Les Paul azul, pues siempre quise tener una. Pero curiosamente empecé a tocar la acústica y la utilice en la gran mayoría de las presentaciones y ensayos.

¿Cuál es la importancia de un show como Buscando Mi Ritmo?
Es un formato nuevo, novedoso y en el mercado latino es toda una nueva plataforma para artistas que quieren mostrar su talento. Para mí fue una gran experiencia, conocí una banda de amigos que se convirtieron en mis aliados como Bachaco y logras presentar tu música a nuevas personas que no la conocían. Sin duda es una gran oportunidad para todos y prueba que los programas de talento musical tienen un gran espacio en la televisión hispana.