La cantautora española celebra por estos días su nueva nominación a los premios Latin Grammy. Con su propuesta musical del pop Latino alternativo de España VEGA presenta en Estados Unidos y Latinoamérica su reciente lanzamiento discográfico titulado “Wolverines”, un álbum que ya ha despertado fuertes emociones en su público.

“Wolverines” es una explosión de profunda creatividad y diversidad, producido por el  productor multi-ganador del GRAMMY, Sebastián Krys, y la cantautora española. El álbum fue grabado en varios estudios: East/West Studios, La Casa en Hollywood y The Big Top, L.A y cuenta con 11 temas (más una canción adicional opcional) e incluye colaboraciones con músicos y cantantes de renombre. El tema “Wolverines” es un dueto con el incomparable cantante español Raphael, mientras que la canción El Funeral, es una colaboración musical con el compositor, pianista y trompetista de jazz cubano Arturo Sandoval.

Felicidades por tu nueva nominación al premio Latin Grammy (Mejor Álbum Pop Rock) …
Estoy muy feliz, no lo puedo ocultar. Me encontraba en México preparándome para un show acústico cuando recibí la noticia y en verdad vives inmediatamente se convierte unos de esos momentos que quedan por siempre, un momento inolvidable. Esta es mi segunda nominación, es muy lindo porque se puede tomar como reconocimiento de un trabajo serio, con mucho amor y hecho desde un sello independiente que significa más compromiso y trabajo.

En España quizás los Latin Grammy no tienen la misma difusión que tienen en América…
Puede ser que pasen un poco desapercibidos, pero quienes conocemos y hacemos parte de esta industria sabemos de lo importante y respetados que son. Es muy importante para la industria, los artistas, productores, compositores, ingenieros y todas las personas que participan en la creación de un disco o canción que exista una organización formal que nos reúna a todos. En España no existen premios de esta altura y el que exista al nivel de los Latin Grammy favorece mucho a la música. Son premios respetables y no solo es la oportunidad de reconocer el trabajo sino también la gran ocasión para compartir con tus colegas y amigos de la industria durante una semana.

Llevas varios años viniendo a Estados Unidos y Latinoamérica… cómo ha sido el encuentro con estas culturas, sonidos…
Al principio hubo un poco de choque cultural. Pero eso se rompe inmediatamente cuando te sumerges en los países, las culturas, la música, los artistas, la comida, todo lo que cada país y ciudad te ofrece. Viajar te abre la mente como persona y como artista y rompes imágenes y estereotipos con los que a veces creces y vas formando. Soy muy feliz con la oportunidad que he tenido de presentar mi música a otro público, de conocer otros artistas que quizás en otras circunstancias sería muy difícil oír en España. Solo basta encender la radio, la oferta y opciones son muy grandes. Sabes y reconoces de inmediato que hay demasiado talento, muchos géneros que no oías antes, artistas con gran poder, además de los medios de comunicación. En general me siento muy agradecida porque he tenido una recepción muy positiva a donde he ido. Hay curiosidad por mi música, por mis canciones, me brindan su atención. Y además puedo conocer tanto que se convierte cada viaje en una oportunidad invaluable.

¿De tus viajes a América que música has descubierto?
La lista sería interminable y muy larga. Pero debo decir con justicia que cada país y ciudad tiene su banda, su artista, mucho talento encuentras. Como decía antes solo basta encender la radio para oír una catarata de sonidos muy interesantes. Y de lo más reciente me gusta Carla Morrison, Astro, Bomba Estéreo… es que no me atrevo a mencionar más porque se me olvidan o quedaran algunos por fuera y no es justo!
 
Hablemos de guitarras, cuéntanos sobre tus Gibson…
Tengo dos acústicas y una Les Paul. Las amo, son mis instrumentos preferidos y cada una es especial para mí. Mi J45 tiene un sonido oscuro, me gusta el tono que tiene es único. Me ha acompañado mucho tiempo, ya casi diez años y es ahora que empieza a tener su sonido propio, con el paso del tiempo la madera tiene su tono particular, el acabado cambia y el color y tono que entrega es producto de los años. Igual pasa con mi Custom Hummingbird. Tiene un brillo muy bonito, es dulce y al igual que la J45 ha viajado conmigo y tiene demasiadas historias conmigo. Es una gran compañera en el estudio y el escenario.

¿El tamaño del cuerpo, el color tiene que ver con la decisión de tener una guitarra?
Soy una chica ante todo (risas). La estética tiene que ver claro. Bueno ahora primero es el sonido, como la siento en mis manos, que sonido me entrega, como la imagino en el estudio o la tarima. Recuerdo que cuando era chica, visitaba las tiendas de instrumentos y me fijaba primero en el color. Un amigo me hablaba que lo más importante era el sonido, como la sentía y luego el color. Con el tiempo vas entendiendo eso pero obvio que me gustan las guitarras con colores y estética propia.

En España muchos guitarristas comienzan con las guitarras que tienen cuerdas de nylon…
Es verdad, es muy común que empieces con estas cuerdas. De hecho recuerdo muchas clases que tomaba o dictaba con esas primeras guitarras y estaba bien. Pero luego conocí y tome mi primera guitarra y el cambio fue radical. Conoces otro mundo y te acostumbras. Descubres nuevos sonidos, nuevas texturas sonoras. Yo toco con cuerdas gruesas (13) y me gusta usar los dedos y un pick. Es importante saber tocar de diferentes formas, así tienes mayores posibilidades sonoras…

¿Y tu Les Paul?
Es una junior con un neck de los años sesenta, tiene un tono increíble, tiene también mucho tiempo conmigo y me encanta. Es liviana, tiene muchas opciones y es perfecta para algunos momentos de mi show.

¿Y ahora tienes alguna Gibson en la mira?
Todas (risas). En las eléctricas me gustan mucho ahora las hollow body, como la 335, o la Lucille de BB King. Probé una 335 y me encantó el sonido, definitivamente el hecho que sea semi hueca le entrega unas cualidades especiales…

Te hemos visto en fotos con un ukulele…
Si es un instrumento que hace poco uso pero me gusta porque es perfecto para las entrevistas o shows simples con piano y una acústica.

Nosotros tenemos un modelo Epiphone…
Ah no sabía, ¡debo probarlo pronto!