George Klein es generalmente asociado por ser uno de los amigos más cercanos de Elvis Presley. Ellos se conocieron en una clase de música en octavo grado y desde entonces fue uno de los miembros más queridos de su entorno hasta la muerte de ‘El Rey’ en 1977. Pero Klein también ha tenido una larga carrera como personalidad de la radio y la televisión y en los cincuenta fue uno de los primeros disc jockeys en llevar los sonidos de un nuevo género: el rock and roll.

En el verano de 1954, Klein fue el Segundo Disc Jockey en el país en pasar al aire el debut de Elvis “That’s All Right” publicado por Sun Records. DJ Dewey, el legendario disc jockey y mentor de Klein, fue el primero en tocar la canción de Elvis.

“Yo estaba trabajando en una pequeña estación de Memphis llamada KWEM”, cuenta Klein. “Ellos me tenían trabajando en el turno del sábado en la noche y si alguien quería tocar podía pagar $25 dólares para tener un segmento de 15 minutos en el que un artista y sus amigos pudiesen tocar en vivo. Uno de esos sábados llego un muchacho alto con un par de amigos y sus instrumentos. El se presentó como John y muy decentemente me explicó que había pagado por un bloque de 15 minutos ese día y que él y sus amigos querían tocar algo de música”.

Ese ‘John’ y sus amigos era nada menos que Johnny Cash y los ‘Tennessee Two, el contrabajista Marshall Grant y el guitarrista Luther Perkins. El grupo eventualmente se convertiría en ‘The Tennessee Three’ tras la incorporación del baterista Fluke Holland.

Cash, recién salido del ejercito, estaba trabajando en Memphis vendiendo cercas y equipos de una compania de elementos de hogar, y su empleador accedió a pagar los 25 dólares bajo la condición de hacer menciones a la tienda y sus productos.

“Muchos de los muchachos que iban al show tocaban algo de música pero muchos de ellos no tenían talento”, recuerda Klein. “Pero Johnny era especial, fue muy amable, muy sencillo y por esto quise tratarlo muy bien sin importar cómo fuera a sonar. Para el set de Johnny teníamos un micrófono para el y otro compartido para Luther y Marshall, y ellos definitivamente dieron lo mejor que pudieron haber dado”.

El trío interpretó una versión instrumental de “Cry, Cry Cry” que sorprendió a la audiencia y que destacó el estilo de Perkins. Luego Cash presentó a la banda dirigiéndose directamente a la audiencia: “muchachos, esta es la primera vez que nos presentamos en la radio y espero que disfruten de nuestra presentación. Si lo han hecho espero que nos escriban una carta o una nota para que así lo sepamos y quizás la próxima vez podamos cantar algunas de sus canciones preferidas. Si no es así y no las sabemos trataremos de aprenderlas para ustedes”, puntualizó Cash.

 

Cash y su banda siguió la presentación con algunas versiones de sus canciones originales como “Wide Open Road“ y “Belshazzar”, asi como el clásico “One More Ride” que dejo espacio para que Perkins hiciera unos solos de guitarra en varios versos de la canción. Por supuesto Cash siguió con las menciones a su nuevo ‘patrocinador’. El set terminó con una versión mas instrumental de “Cry, Cry, Cry” y de esa manera terminaban los primeros 15 minutos de fama de Johnny Cash.

“Me interesó mucho el ritmo y la actitud de sus canciones, muy al estilo blues, como Big Joe Turner, pero con la esencia country que Johnny traía en sus venas” recuerda Klein. “De inmediato sentí que él tenía estilo. Tenía un sonido propio, que era realmente lo que todos estaban buscando en esa época. Eso me impresionó mucho. Otra cosa que recuerdo fue que a pesar de que era la primera vez que estaban tocando en vivo y que eran grabados para la radio, lo hicieron como auténticos profesionales. No hubo falsos comienzos, nada fuera de tiempo, no hubo errores en sus guitarras. Podías sentir que era una banda muy armónica y unida y estaban listos para comenzar un gran viaje juntos”.

De hecho, el siguiente encuentro entre Klein y Cash ocurrió meses después. Klein había sido promovido para conducir el programa de la mañana para KWEM y Johnny estaba de visita en la estación para promover su primer sencillo “Hey Porter”, su primera grabación para Sun Records.

“Seguía siendo muy amable y sencillo y me dijo que estaba muy feliz de que yo tocara su disco por primera vez al aire”, cuenta Klein. “Recuerdo que le dije que tenía una voz muy particular, que debería considerar una carrera en la radio. Me dijo que alguna vez pensó en ser disc jockey y que incluso tomó clases de noche en la escuela de Radio Keegan en Memphis. Pero ahora tenía un disco afuera, que lo iba a intentar con la música y luego vería que sucedería. Le dije que había tomado la decisión correcta”.