Siempre resulta excitante tener entre las manos nuevos instrumentos. Por eso, cada vez que una nueva línea de instrumentos Gibson llega a nosotros, nos puede la emoción y se nos llena la boca, o la página, de todo lo bueno que las nuevas guitarras y bajos tienen que ofrecernos. A costa, a veces, de dejar un poco de lado las bondades que las grandes incorporaciones de otros años a la gran familia Gibson de instrumentos tiene que ofrecer.
 
A veces, además, resulta difícil para el ojo menos agudo el detectar las verdaderas novedades y diferencias que los nuevos modelos ponen sobre la mesa. Por eso, en las siguientes líneas vamos a echar un vistazo comparativo a dos de los modelos de bajo más interesantes que tenemos en nuestro repertorio: el SG Standard Bass 2014 y el recientísimo SG Standard Bass 2015. Dos “cuatro cuerdas” que combinan materiales de primerísima calidad con una manufactura que, igual está mal que lo digamos nosotros, pero allá vamos, resulta exquisita, sin olvidar una estética que es pura historia del rocanrol. Aquí os dejamos qué ha cambiado en este modelo con la nueva línea 2015 de instrumentos Gibson.
 
El puente
Ajustable, de tres puntos, es el que monta el SG 2014. La nueva versión, sin embargo, incorpora un Babicz Full Contact Hardware Bridge. Si aquel ya daba sensación de solidez, el nuevo, que presenta más masa metálica, convierte al SG Standard Bass 2015 en un instrumento con más jugo, aumentando su sustain. Permite, además, un ajuste y entonación más sencillos.
 
Maderas
Mientras que el bajo SG del año pasado se producía con maderas estándar, para el de 2015 se emplean una selección de maderas combinadas con especial atención a la gradación de las mismas. El diapasón, de palorrosa en ambos casos, es en el modelo 2015, no obstante, más grueso. Un aumento de masa diseñado para empujar el sustain que se acompaña de un lijado y un pulido pensado específicamente para mejorar la facilidad de toque. La versión 2015, además, se beneficia de los trastes más bajos y los perfiles más ajustados del sistema PLEK, que también afecta a la entonación.
 
Incrustaciones
Las del SG Standard Bass 2014 eran una auténtica preciosidad, en acrílico, que incorporaban un sello conmemorativo del 120 aniversario en el traste 12. Para superar aquéllas, el nuevo modelo 2015 presenta incrustaciones de perla genuina… ¡todo un lujo!
 
Electrónica
Entre las mejoras del nuevo SG Bass 2015, está sin duda el conector jack de salida. Gracias a una sencilla pero ingeniosa revisión del diseño interno, la punta del jack de tu cable queda mejor asegurada, evitando, además, ruidos en caso de darle algún golpe accidental.
 
Extras
No hay queja posible del estuche que acompañaba al SG Standard Bass 2014, rígido, en color Historic Brown y con el logo de Gibson (¡claro!). Las nuevas fundas, en cualquier caso, se han diseñado para mejorar la resistencia a los golpes y mejorar la protección. ¡Se han llegado a probar con caídas de hasta 5 metros! Además de bonitos, los nuevos estuches 2015 son más robustos y, al mismo tiempo, equilibrados.
Resumiendo: un bajo como el SG Standard de la colección del año pasado sigue siendo a día de hoy un instrumento sólido, potente, fiable y cuidado, con todas las características que cualquier bajista, aficionado o profesional, podría necesitar. Un instrumento que encuentra y ha encontrado su sitio tanto en entornos de estudio, como sobre los escenarios o los dormitorios de medio mundo. Sin embargo, lo cierto es que el modelo 2015 llega para mejorar lo que ya era sobresaliente. Y lo hace, como toda la línea de guitarras 2015, alcanzando un difícil equilibrio entre el respeto por la tradición y la aplicación de técnicas modernas de fabricación y la implementación de novedades a la altura de las necesidades del músico del siglo XXI. Que éstas no distraigan de ese look y esa sensación de instrumento con décadas de historia a sus espaldas, es, además, todo un logro.