En estos días en los que medio mundo está pendiente de lo que ocurre en el Mundial de Fútbol de Brasil, nosotros, ya lo sentimos, no podíamos ser menos. Aunque en muchos países no acaben de entenderlo, como en Estados Unidos, sin ir más lejos, donde al deporte rey le siguen llamando “soccer”, lo del fútbol es, como bien dice John Oliver en un reciente sketch desternillante, casi una religión. Y sí, parte de nuestra penitencia como futboleros pasa por aguantar 90 minutos sabiendo que existe la posibilidad de que, demonios, no haya un solo tanto en el partido...