Las nuevas guitarras Gibson tienen la reputación de ser cómodas y de tener esa gran ‘tocabilidad’. Para una gran afinación y una gran calidad, Gibson ha invertido en una maquina muy especial para la creación de los mejores trastes con la técnica PLEK. Las primeras dos máquinas arribaron a la fabrica Gibson Custom Shop en el 2006 y este año cada instrumento fabricados en Gibson USA y Custom Shop se beneficiaran por el sistema PLEK. 

La mejor forma de experimentar el resultado del proceso PLEK puedes visitar tu tienda favorita, tomar cualquier guitarra o bajo Gibson, conectarlas y tocarlas. Pero hay mucha historia y precisión técnica para lograr esa gran e instantánea tocabilidad.
Las maquinas PLEK son fabricadas y vendidas por A+D Gitarrentechnologie en Berlín, Alemania. Las maquinas fueron desarrolladas por el músico e instructor de guitarra Gerd Anke con su socio Michael Dubach, quienes llamaron la compañía PLEKTRON cuando fue fundada en 1990.

El objetivo principal del proceso PLEK es garantizar la mejor acción posible de las cuerdas para cada instrumento. Así que una guitarra con gran ‘tocabilidad’ sonara mejor. Las cuerdas no se pegarán tanto contra los trastes cuando se toca y cualquier otro problemas de afinación que puedan ocurrir cuando las cuerdas estén muy bajas y la acción no sea tan eficiente. También la acción puede cambiar cuando las cuerdas están muy altas, pero esto es un asunto del pasado gracias a la aplicación del sistema PLEK.

El proceso PLEK se realiza por un código computarizado (CNC, computer numerical control, por sus siglas en inglés) aplicado a unas maquinas, que utilizan microprocesadores para cumplir esa tarea. Eso no significa que el factor humano se deje a un lado en este proceso. Las maquinas PLEK es la más reciente innovación para reducir variaciones entre las guitarras, que permiten a los expertos lutieres Gibson que su trabajo sea más fácil.

En la planta Gibson USA y Gibson Custom Shop, las maquinas PLEK están ubicadas donde se encontraban las estaciones donde se trabajaban los trastes. Cada guitarra viene ajustada y preparada – vestida y arreglada – usando estas maquinas. Las maquinas PLEK vienen muy bien fabricadas: cajas transparentes con armaduras y otros mecanismos para realizar los cortes perfectos sobre medidas que se realizan sobre las guitarras y bajos. Gibson ha creado un software especial para cada modelo y cada máquina trabaja cerca de 10 minutos por cada guitarra para realizar así su magia.

Las primeras maquinas PLEK de Gibson, fueron inicialmente utilizadas para la serie Vintage Original Spec y gracias a su gran precisión en los trastes y cejilla las convirtieron en un éxito instantáneo. Estas maquinas son las herramientas más precisas y eficientes para el trabajo de los trastes. El tensor en cada guitarra es previamente ajustado en cada guitarra antes de pasar por la maquina PLEK, utilizando el modulo STS, un simulador de tensión de cuerdas que complementa la acción de las maquinas PLEK. 

Luego la guitarra entra al proceso PLEK y la maquina simula la tensión de las cuerdas nuevamente mientras se realiza un escaneo de los trastes. La maquina toma una grafica computarizada en tercera dimensión sobre la superficie del diapasón, incluyendo la posición simulada y peso de las cuerdas.
El operario utilizó un menú digital de trastes  - Virtual Fret Dress – para determinar cuánto se necesita cortar en cada traste para ajustarlos al radio del diapasón, con las medidas exactas y espacios requeridos para cada instrumento. La maquina PLEK avisa si los trastes están muy altos o bajos sobre el diapasón.

Cuando todos los parámetros del proceso han sido determinados, los trastes y cejilla son cortados de acuerdo a esas medidas y ajustes. Las maquinas PLEK siguen simulando la tensión de las cuerdas mientras se ajustan los trastes y la cejilla. La maquina puede cortar hasta una milésima de pulgada de ser necesario en cada traste. 

Cuando la maquina PLEK ha completado su ciclo en cada guitarra en la línea de fabricación seguirá para el proceso de ser pulido los trastes a una laca especial en el mástil en un departamento especial de la fabrica. 

Las maquinas Gibson PLEK también entregan un valor adicional para los dueños de las guitarras Gibson, ya que el pasar una guitarra o bajo por una maquina PLEK en un taller de reparación puede costar hasta 300 dólares.