¿Por qué algunas estrellas de rock están destinados a una vida llena de conflictos, líos, excesos e incluso a una muerte súbita y trágica?. Este es el caso de las siguientes historias, en las que la música perdió grandes talentos muy pronto. Su legado trascendió el tiempo y hoy seguimos recordándolos y extrañándolos porque su partida fue inesperada.

Jeff Buckley
En 1997 Jeff Buckley se mudó de Los Ángeles a Memphis para comenzar a trabajar en su segundo disco, el que sucedería su exitoso debut y único disco que quedo de su carrera: Grace. Pero Buckley tan sólo completó tres sesiones de grabación antes de morir. El 4 de junio de 1997 un pasajero de un barco a vapor vió su cuerpo a orillas del río Wolf, cerca a la calle Beale. Seis días antes el cantante de 30 años de edad había decidido nadar en el rio, de acuerdo a Keith Foti, su roadie, quien fue el último en ver con vida al cantautor. Foti cuenta que Buckley ignoró su pedido por regresar a la orilla y decidió seguir nadando a mayor profundidad cantando apartes de “Whole Lotta Love” de Led Zeppelin. La autopsia reveló que en su cuerpo no se encontraron drogas o alcohol y que la causa de su muerte fueron las fuertes corrientes del río. Gene Bowen, su road manager declaró luego a la revista Rolling Stone: “a quién se le ocurriría nadar en el río y de noche, pero eso era Jeff. Era una mariposa, el simplemente volaba a veces sin pensar”.

“Mama” Cass Elliot
La cantante de Mamas & the Papas había iniciado una carrera exitosa como solista y al momento de su muerte completaba dos semanas de presentaciones con boletos agotados en The Palladium, antes de que su cuerpo fuese descubierto en un hotel de Londres en julio de 1974. En el tope de su carrera, se dice que llamo a Michael Phillps, su compañero de la agrupación Mamas & The Papas, la noche de su muerte y en esa llamada le expresaba su felicidad por el cariño recibido por parte del público durante la serie de conciertos. Un mito urbano cuenta que Mama Cass murió luego de atorarse comiendo un sándwich de jamón, pero su certificado de muerte indica que la muerte fue una “falla cardiaca debido a obesidad”. Aunque se encontró la mitad de un sándwich en la habitación del hotel, no se encontraron restos de comida en su tráquea. La cantante falleció a la edad de 32 años por un ataque cardiaco.

Kurt Cobain
El cantante de Nirvana se suicidó el 5 de abril de 1994. Su muerte fue precedida por dos incidentes que incluyeron intentos de suicido en Roma un mes antes de su muerte y otro en su casa en Seattle, tan sólo dos semanas después. Su esposa Courtney y su familia le pidieron que se internara en un centro de rehabilitación para combatir su adicción a las drogas. Pero Kurt saltó una cerca, tomó un avión y de nuevo se refugió en Seattle. Días después un electricista descubrió su cuerpo en la casa de Cobain, con un disparo en la cabeza. Se encontró además una nota en la que Cobain explicaba: “hay muchas cosas buenas entre nosotros y simplemente quiero mucho a la gente. Tanto que me pone todo demasiado triste… siempre he actuado erráticamente, soy temperamental y ya no tengo la misma pasión…”. Muchas teorías se han tejido alrededor de su muerte pero la autopsia reveló que se encontraron grandes cantidades de heroína, valium y otras sustancias toxicas en su organismo.

Sam Cooke
El 11 de diciembre de 1964 un intoxicado Cooke estaba persiguiendo a una prostituta que había tomado sus pantalones y que había dejado su habitación en el motel La Hacienda de Los Ángeles. Pensando que la mujer se estaba escondiendo en la oficina del motel, Sam confrontó a Bertha Franklin, la encargada en el momento. Luego surgió un gran altercado que finalizó con un disparo por parte de Franklin a Cooke, quien solo vestía un abrigo y un zapato. Al menos esa fue la versión que se le dio al jurado que se encargo del juicio por la muerte de Cooke, que finalizo como un homicidio justificable por la acción violencia del cantante. Sin embargo muchos colegas y familiares de Cooke dicen que las razones de su muerte fueron injustificadas. Salomon Burke dijo “creo que hay algo oscuro en todo el asunto. Era una persona muy querida. El no era conflictivo, no le gustaba pelear, no era un boxeador y mucho menos oíste que golpeaba a las mujeres con quien estaba”. En el 2005 el periodista musical Peter Guralnick, autor del libro Dream Boogie: El Triunfo de Sam Cooke dijo en una entrevista en la radio pública de Estados Unidos: “puedo decir que no hay una sola persona que crea la versión que se dio por la muerte de Sam. Tengo archivos, cientos de páginas en el libro que refutan las teorías sobre su muerte. Creo que él es víctima de una persecución. El era un hombre negro muy exitoso que estaba triunfando y había alguien que quería detener su carrera”.

Bobby Fuller
El cantante de 23 años, conocido por su tema “I Fought The Law”, estaba en el punto más alto de su carrera cuando su cuerpo fue encontrado por su madre en un auto estacionado a las afueras de su apartamento en Los Ángeles con múltiples heridas, un dedo fracturado y cubierto con gasolina. La policía entregó un reporte declarando que la causa de su muerte fue por “asfixia por inhalación de gasolina”. El estado en el que su cuerpo fue encontrado abre teorías de que su muerte fue un asesinato.

Jimi Hendrix
La última vez que Hendrix fue visto con vida fue por su novia Monika Dannemann, quien declaró que Jimi tomo nueve de sus pastillas para dormir luego de una noche larga de fiesta. Los dos pasaron la noche en el apartamento de Dannemann en Londres y cuando se despertó el 18 de septiembre de 1970 encontró a Hendrix tirado en el piso, muerto y ahogado en su propio vómito. Muchas inconsistencias y contradicciones se encontraron en la declaración de Dannemann y reportes de John Bannister, que condujo la autopsia, han generado dudas entre amigos y fans sobre la verdadera razón de su muerte. Años más tarde su roadie, James ‘Tappy’ Wright, escribió un libro en el 2009 en el que cuenta que Michael Jeffrey, manager de Hendrix, le confesó borracho en alguna ocasión que él había asesinado a Hendrix para luego reclamar un seguro de vida que tenía a su nombre.

Brian Jones
Se anunció hace poco que la policía iba a revisar las circunstancias de la muerte de Jones, 40 años después del fallecimiento del guitarrista de los Rolling Stones, quien fue encontrado en el fondo de la piscina de su mansión en Sussex (Inglaterra). Aunque su muerte fue juzgada como “un accidente”, la policía inglesa reabrió las investigaciones luego de recibir nueva evidencia por parte de una investigación conducida por un periodista. Las especulaciones sobre su muerte no son nuevas e incluso se vincula al contratista Frank Thorogood, quien fue la última persona que vio con vida a Jones. Dos libros publicados en 1994 corroboran esta teoría que dicen que Thorogood confesó que él asesino a Jones, confesión que realizo en su lecho de muerte.